Portada 3

Portada 3

viernes, 24 de marzo de 2017

The Cactus Blossoms, You're Dreaming


The Cactus Blossoms son Page Burkum y Jack Torrey y You're Dreaming es su primer disco grabado en estudio luego de su directo Live at the Turf Club, publicado en 2013. Ofrecen un estilo sobrio, pocos artificios, guitarras acústicas, eléctricas con un toque de trémolo, bajo, percusión y por supuesto las voces de estos dos chicos dando como resultado un trabajo de country, de folk muy cercano al rock de los años 50.

                                                             

Stoplight kisses es el tema encargado de abrir fuego. Con un ritmo a medio camino entre la balada y el rock transcurren los inocentes versos referentes a corazones acelerados por los besos en los semáforos que alejan la tristeza. You're Dreaming, canción que da nombre al disco son más de tres minutos de baqueta percutiendo en el borde de la caja mientras el slide aúlla. Queen of Them All baja el pistón mientras entra el trémolo de la eléctrica, contiene preciosos matices sonoros. Clown Collector es quizá el corte más cercano al rock'n'roll clásico de los años 50, uno de los mejores temas de este disco. Mississippi, por su parte, muestra cierta influencia de Chris Issak.

Powder Blue es otro buen ejemplo de lo que Cactus Blossoms son capaces de hacer con una balada.
Change your Ways or Die, mientras suena su percusión imitando a una locomotora de vapor, caemos en la cuenta de que podría formar parte de cualquier banda sonora de Jim Jarmush. No More Crying the Blues nos cuenta una historia de superación de las heridas propias del desamor, a ritmo de buen rock, eso sí. Adiós María, If I Can't Win y Traveler's Paradise cierran el disco.

En conjunto,
You're Dreaming es un buen disco de root music, suena muy bien, las voces de Burkum y Torrey son clásicas, cálidas, dan fuerza a las canciones. En la parte negativa, podemos señalar que las historias que cuentan, las letras, tal vez sean un poco previsibles, no hay mucho riesgo en ellas. The Cactus Blossoms pasaron por España el pasado mes de febrero, pero volverán, forman parte del cartel del Huercasa Country Festival que se celebrará en Riaza, Segovia, el próximo mes de julio.







viernes, 17 de marzo de 2017

25 años y una camiseta


Hace casi ya dos años solicitaba la ayuda de todo aquel que pudiera leer esta entrada, por motivos única y exclusivamente sentimentales buscaba una réplica de la camiseta que vistió mi jugador favorito, mi héroe de la infancia y de juventud en el día de su retirada. Carlos Alonso 'Santillana' fue jugador del Real Madrid desde 1971 hasta 1988, marcando toda una época en el club de Chamartín y por supuesto, en los aficionados.

                                                         


Hace poco tiempo, un día cualquiera, aburrido de la prensa deportiva de bufanda y camiseta sudada, buscaba por internet nuevas publicaciones donde leer pausadamente sobre el 11 contra 11, con el objetivo de recordar viejas historias de hinchas y estadios que ya no existen, para volver a vivir esos detalles que el paso del tiempo se ha llevado por delante. A lo largo de ese rastreo por la red, de repente apareció un anuncio de una tienda especializada en la venta de camisetas clásicas de fútbol. Movido por la curiosidad y con la esperanza de encontrar la camiseta de Santillana de hace casi 30 años, comencé a navegar en dicha web. En tan solo unos clics, ahí estaba: marca Hummel, sin la publicidad de Parmalat y sin número a la espalda, blanca con detalles de espiga en relieve, el viejo escudo con su banda morada... y además, en la talla indicada. ¿El precio? Hay determinadas cosas que no lo tienen.

                                                         

Verán, esta semana quién esto escribe ha cumplido 25 años de socio del Real Madrid. Los que siguen habitualmente este foro sabrán que aquí se denuncia regularmente el paulatino alejamiento que este deporte, anteriormente popular, está teniendo con el aficionado. Por tanto, encontrar esta camiseta ha sido como vivir de nuevo esos días de emoción en el Tercer Anfiteatro Lateral del Bernabéu, aquellas copas de Europa a cara o cruz desde el minuto uno, a menudo contra rivales de los que se sólo se conocía su nombre y la ciudad donde se encontraba su estadio, poco más; es el fetiche que hace viajar hacia esos remates de cabeza imposibles de aquel 9 legendario, que te lleva a volver a ver cómo entra el balón en la portería del Mönchengladbach en el minuto 89, a base de fe y de sinrazón, a contemplar, una y otra vez, al gran Walter Zenga batido y abatido. Por todo esto y dada la efeméride personal, esta camiseta ha sido un auto regalo para conmemorar, seguramente, a un deporte y a un tipo de jugador que ya no existen. Por ello, el precio, por una vez, no tenía importancia. Larga vida a Carlos Alonso 'Santillana'










jueves, 9 de marzo de 2017

Do Hollywood, el debut de Lemon Twigs


Una cosa es segura, The Lemon Twigs ofrecen un sonido ecléctico en este disco de debut: Do Hollywood. Apenas contiene 10 canciones pero dejan un amplio abanico de influencias, desde el glam de los 70 pasando por el pop de los 80 y los 90, todo ello aderezado por sutiles toques funk y rock. Ellos son los hermanos D'Addario, Brian y Michael, procedentes de Long Island, en el estado de Nueva York, publicaron Do Hollywood el pasado año 2016.

I Wanna Proof To You abre el álbum, nos trae reminiscencias del rock clásico de los 50, fondos vocales estilo doo wap, una canción que va a tirones rítmicos, lo mismo acelera que ralentiza. Casi cuatro minutos que parecen agradablemente el doble.

Those Days is Comin' Soon demuestra influencias del rock de principios de este siglo, un tanto exagerado, detalles circenses con líneas vocales propias de un Freddie Mercury enfurecido. Haroomata parece sacada de un musical de los años 70, encajaría bien en la legendaria Cabaret, a pesar de sus arranques rock. Baby, Baby, estridente balada de base funk, qué teclados tan agudos, que evoluciona hacia el pop.

These Words es uno de los temas fuertes de Do Hollywood. No es la primera pista que nos acercará a Queen a través de los coros, uno de los principales aciertos de la extinta banda británica: bam, bam ,bam baaaaammmm... la canción coge mucha fuerza en la coda central, destacable el punteo final de guitarra acompañado por un xilófono realmente genial. These Words es de ese extraño tipo de composición que contiene varios estilos dentro de sí misma.

                                                       


As Long AsWe're Together, tras un dubitativo comienzo, la canción estalla en un gran coro muy glam,
T. Rex se reconoce en ella así como las guitarras aullantes, propias de Suede allá por los cada vez más lejanos años 90.

Con
Hi+Lo vuelven los recuerdos de los 90, aquella banda llamada Bran Van 3000, algún éxito tuvieron. Es otra muestra más del sonido heterogéneo de Lemon Twigs, cumple con todos los requisitos de un hit pop: ritmo y coro pegadizo acompañados de una melodía tan simple como encantadora. Frank comienza con una larga introducción instrumental, un tanto barroca, hasta que pasados dos minutos entra, suave, la letra. Como es habitual en Do Hollywood, pasamos por varios estados de ánimo y por tanto de ritmo.

How Lucky am I? Es un simple piano con las voces abiertas, sin más historia. Great Snake, por su parte, cierra el disco. Ambas pertenecen al grupo de canciones prescindibles que hay todo disco.

The Lemon Twigs con Do Hollywood han firmado un más que interesante álbum de debut, no dejan indiferentes los 43 minutos de música que ofrecen. Según los datos que se pueden rastrear por internet, The Lemon Twigs están de gira, estos días actúan por el Reino Unido y Francia, de momento, no vienen a España. Son, sin duda, una buena pista a seguir en el futuro.









Se ha producido un error en este gadget.