Portada 3

Portada 3

jueves, 30 de junio de 2016

Absolute Beginners, de Julien Temple


Ahora, en pleno verano y con estas asfixiantes temperaturas parece lejano, pero hace tan sólo seis meses que murió David Bowie. Si bien es cierto que su carrera como actor no tuvo ni de lejos la repercusión que tuvo como cantante, uno esperaba que alguna cadena de televisión, sobre todo pública, emitiera Absolute Beginners a modo de homenaje del músico británico. Aunque ahora parezca mentira, TVE hacía estas cosas. Quién esto escribe recuerda aquel nefasto 11 de octubre de 1985, día en que fallecieron Yul Brynner y Orson Welles. Al día siguiente, día de la Hispanidad, TVE emitió 'El serpiente' protagonizada por Brynner y el 13 de octubre 'Ciudadano Kane' fue programada para despedir como corresponde a Welles.

                                                          



Nostalgia aparte,
Absolute Beginners, adaptación cinematográfica de la novela de Colin MacInnes, deja al espectador desconcertado. La apuesta de Julien Temple es fuerte, juntar en un musical a Ray Davies, David Bowie, Sade y Patsy Kensit con un protagonista poco conocido Eddie O'Connell, secundarios con oficio como James Fox, Joseph MacKenna y con la breve aparición de la polifacética Mandy Rice-Davies. El resultado es una historia mal enhebrada localizada en el Londres de la post guerra, años 50, justo antes de los Beatles y los Rolling Stones. Las tramas se desarrollan a tirones, las actuaciones musicales están metidas con calzador y cuanta con actuaciones, Bowie incluido, bastante flojas.

La banda sonora deja la misma sensación, recordemos que hablamos de un musical, desde la inolvidable canción homónima de la película de Bowie, pasando por la elegante Have you ever had it blue? de Style Council, la tremenda Killer Blue de Sade y por supuesto Quiet Life, de Ray Davies cuya fantástica secuencia de la película era pasada en los programas musicales de televisión como si fuera un vídeo clip. Por otro lado, la BSO recoge también la insulsa versión de Bowie de 'Volare (Nel Blue Dipinto Ni Blue)', el ¿calipso? 'Napoli' de Clive Langer, el rockabilly punk 'Ted ain't dead' de Tenpole Tudor... Heterogeneidad sin una columna vertebral... En fin, Absolute Beginners es una película irregular, deja buenas pinceladas de cine y buenas canciones en medio de disturbios raciales y clubes de jazz en un Londres en reconstrucción.









lunes, 27 de junio de 2016

Los detalles, malditos detalles


Es cierto, ya estamos eliminados. Es verdad, no hemos tenido un nivel de juego realmente bueno. Como cualquier selección todos habríamos cambiado a éste o aquel jugador, habríamos alineado a otros jugadores al inicio de los partidos. Del Bosque no ha estado acertado, pero muchos jugadores tampoco han estado al nivel deseado.

Respecto al partido de hoy, no es de recibo tirar la primera parte como hizo la selección española.
De Gea, aunque falla en el primer gol junto con los centrales poco atentos al rechace, nos mantuvo con vida con unos paradones espectaculares. Claramente Italia ha sido superior en la primera parte en la que hubo poca cosa de España, una ocasión de Morata, un posible penalty, en fin...

                                                      

                              ©Agencia EFE 

Aun así, en la segunda parte España espabiló un poco pero no lo suficiente, si hay una selección competitiva en el mundo esa es Italia y ante eso sólo cabe estar al 110% si no, no hay nada que hacer. Hemos llegado con vida hasta el minuto 89 cuando hemos encajado el segundo gol, pero
los detalles, malditos detalles, Piqué estuvo a punto de empatar y forzar la prórroga en la jugada anterior sin haberlo merecido. Los malditos detalles, Croacia, se las prometía muy felices por evitar el lado más duro del cuadro, pero ya ven, un detalle les dejó fuera.

Italia es justa vencedora, de España se esperaba otra cosa, un arranque de juego, de peligro, de tensión. Del Bosque verá si quiere seguir, en el cielo se está sólo un rato y nosotros hemos estado un largo y plácido periodo de tiempo. Él, así como hoy tiene cuota de responsabilidad en la derrota bien es cierto que también tuvo su parte de culpa cuando tocamos el techo. Eterno agradecimiento a este equipo, pero parece que es hora de dejar paso a otras ideas.









viernes, 24 de junio de 2016

La salida del Reino Unido de la Unión


¿Qué va a pasar a partir de ahora, qué va a ser de nuestra gente que ha encontrado allí una oportunidad, qué va a ser de la buena gente que ha venido a vivir aquí los últimos años de su vida? Lo más triste de todo es que después siglos y siglos de guerras entre los europeos, el Viejo Continente encontró por fin un camino para vivir en paz, creando un mercado único, una moneda (esto es mucho más complejo por cómo nos ha afectado a los ciudadanos de a pie), pero a partir de ahora la Unión va a ser más débil. Desde luego, lo que no se llega a entender es que un tipo tan siniestro y xenófobo como Nigel Farage se haya salido con la suya.

                                                             

                                                     

Al recibir esta mañana la noticia de la salida de Inglaterra de la Unión, no sé por qué, me ha venido a la cabeza
Laurie Cunningham, si no recuerdo mal, el primer jugador británico en vestir la camiseta del Real Madrid. De ascendencia jamaicana, fue el fichaje más caro de la historia, de hecho a finales de los setenta eran los equipos de la isla quienes dominaban las competiciones continentales. Tuvo muy mala suerte, sobre todo por las lesiones. Yo recuerdo la que fue la última victoria del Madrid en el Nou Camp hasta muchos años después, ese día Cunningham se salió. Y ahora, ¿los jugadores británicos serán considerados extranjeros, y los españoles que allí juegan? ¡Qué retroceso!

Años después del mayor desastre de la Humanidad, la Segunda Guerra Mundial nació la CECA, embrión de la Unión Europea, la idea era
vivir en paz bajo un comercio común y con la idea de la prosperidad. Evidentemente, la idea suena muy bien y la realidad nos ha enseñado que la Unión Europea es manifiestamente mejorable, pero sin duda la salida del Reino Unido es un fracaso, para todos. Parece que no hemos aprendido nada de nuestra historia reciente. ¡Qué pena!



Los odiosos ocho, de Quentin Tarantino


Fallida, terriblemente fallida la última película de Tarantino. Una pena teniendo en cuenta el fabuloso reparto pero el hecho es que en Los odiosos ocho no hay gotas del humor negro que caracteriza otros trabajos de Tarantino, no hay buenas canciones -recordemos a Jim Croce en 'Django desencadenado'- hay mucho sopor y miradas al techo por parte del espectador y por supuesto, sangre a raudales.

                                                      



Para tener a un espectador atento durante más de tres horas mirando a una pantalla hace falta, sobre todo,
ritmo y esto es lo que no tiene Los odiosos ocho. Si el metraje se hubiera reducido a unos 90 minutos, es decir hora y media, habría resultado una cinta mucho más atractiva, una historia mucho más redonda. A cambio, lo que tenemos es una película que si bien logra enganchar rápidamente, va perdiendo la intensidad inicial, se suceden los giros mientras la historia da vueltas sobre un círculo mientras el espectador, como hemos comentado, empieza a mirar al techo. Se aguanta hasta el final por la pura curiosidad de saber cómo acaba la película, pero una vez visto, ni eso llama la atención.

El salvaje Oeste, racismo, la post guerra a finales del siglo XIX en EE.UU., cazadores de recompensas y buenos actores.
El resultado de mezclar estos buenos ingredientes es un coctel sin gas, sin fuerza, aburrido, soso, sin gracia. Una auténtica pena después de ver el brillante trabajo de Bruce Dern, Samuel L. Jackson, Tim Roth y Michael Madsen. Los odiosos ocho, una película prescindible y evitable.






jueves, 23 de junio de 2016

Somos los peores... no, los mejores... ¿en qué quedamos?


Finalizada la primera fase de la Eurocopa para la Selección Española cabe decir que el aficionado ya no sabe qué pensar. Tan sólo unos días antes del inicio de la competición, España perdía en un intranscendente partido contra Georgia. El pesimismo cundió enlazando con el recuerdo del último fiasco del Mundial de Brasil 2014. Pero lo que son las cosas, España gana a la República Checa, con apuros, es verdad y apenas unos días después gana contundentemente a Turquía por 3 a 0. A partir de ahí, se dispara el optimismo, España es la principal candidata al título, el mejor juego visto en el campeonato, de largo. Iniesta, de nuestras vidas, reparte lecciones a la par que nos fustigamos por su inexistente Balón de Oro.

Sin embargo, el pasado martes ya lo vieron,
nefasto partido contra Croacia, derrota y clasificación encuadrados con las mejores selecciones europeas para las siguientes eliminatorias: el próximo lunes Italia, si pasamos la ronda de octavos tocaría Alemania en cuartos y lo previsible si se logra llegar a las semifinales es jugar con Francia. Evidentemente, este camino era evitable y así debía haber sido, pero no pudo ser. Muchos futbolistas españoles no jugaron bien, otros directamente no aparecieron en el partido. Nervios, imprecisiones infantiles y cansancio vuelven a traer de la mano el pesimismo que teníamos hace un par de semanas. A veces, también ocurre que el equipo de enfrente juega mejor, suele pasar.

                                                           



¿Cuál es el nexo que une esta frenética bipolaridad? Sin duda alguna el resultado:
o se gana y se convence con buen fútbol o el fracaso es inapelable. Ya no existe la mirada global y con perspectiva, después de todo y a pesar de estar el peor lado del cuadro de las eliminatorias, el hecho es que España está clasificada, pero manda el resultado postrer cosechado, no hay más, los campeonatos se ven reducidos a lo hecho en el último partido. Poco tardaron los oportunistas en aparecer el martes a eso de las 23:00 horas con el consabido yo ya lo decía, cuando todavía no estamos muertos. Estamos vivos, vaya putada.

Cuando se viene de lo más alto, es lo que hay. Muchos se sentirán defraudados y pedirán cabezas si somos eliminados el próximo lunes, como si tener la posibilidad de ganar tres europeos consecutivos estuviera al alcance de cualquiera. Más pronto que tarde volverán las maldiciones de cuartos, octavos o como quieran llamarla, mientras tanto en
otros países seguirán soñando con alcanzar tan solo una parte de nuestros logros. No se trata de conformarse con lo ya conseguido y vivir plácidamente de las rentas, sino de seguir luchando e intentándolo de nuevo, y en ello estamos, todavía. El próximo lunes a las 18:00, planazo, España-Italia.







lunes, 6 de junio de 2016

Frankenstein 04155


Este documental, firmado por Aitor Rei, tiene la virtud de hacernos ver al ciudadano de a pie que, efectivamente, estamos en lo cierto cuando vemos, leemos y escuchamos las historias que nos cuentan sobre quienes nos han traído hasta la situación actual que vive España hoy en día. No, no pensábamos mal, las cosas desgraciadamente han sido y son así.

El 24 de Julio de 2013 tuvo lugar el peor accidente ferroviario que haya ocurrido en España.
El Alvia 04155 descarrila en Angrois, muy cerca de Santiago de Compostela. 81 muertos y 140 heridos, muchos con graves secuelas, es el trágico resultado. Pasado el tiempo, surgen evidencias de que hay mucho más que el error humano detrás del accidente. A partir de ahí, el propio Rei, con la ayuda de la Asociación de Víctimas, lleva a cabo un trabajo de investigación cuyo resultado es el documental Frankenstein 04155.

                                                         



Lo más
impactante de esta cinta, además de los demoledores documentos oficiales de Renfe y Adif que aparecen en él, son los testimonios, no sólo de los técnicos e ingenieros, sino de los familiares de los fallecidos y de los supervivientes, del trato que han recibido por parte de las autoridades autonómicas y estatales y de su constante negativa a crear una comisión de investigación parlamentaria. Los que allí aparecen podrían ser nuestros amigos, nuestros padres, nuestros vecinos... todos estábamos invitados. Frankenstein 04155 da voz a quienes sólo les queda la necesidad de conocer qué pasó realmente y quién está detrás de este desastre, a quienes piden a gritos que alguien dé un paso al frente, mire a los ojos a los afectados y les explique por qué ocurrió el accidente.

Frankenstein 04155 está dentro del catálogo de Filmin, tiene además creados perfiles en las redes sociales donde se informa dónde se va a proyectar el documental o cómo se puede adquirir una copia en DVD. Muy recomendable.








miércoles, 1 de junio de 2016

Cosas de la final de la Copa de Europa


Han pasado cuatro días y todavía siguen las emociones, reacciones y comentarios sobre la pasada final de la Copa de Europa. Lo cierto es que el partido, en lo referente al fútbol, fue bastante malo. Cualquiera que no estuviera implicado emocionalmente con los finalistas tuvo que aburrirse soberanamente hasta la prórroga y los penaltis. Luego de renunciar a solicitar una entrada, quien esto escribe vio el partido en el Bernabéu, a través de las pantallas gigantes que allí se instalaron. Sin duda, el ambiente y el escenario se prestaron para hacer todavía más inolvidable la ocasión.

No me gustó...
...que la UEFA
no tuviera un recuerdo con las víctimas de la tragedia de Heysel, cuando la final se disputaba en Italia y cuando al día siguiente se cumplían 31 años de la terrible avalancha
...que el Madrid se desfondara tan pronto
...que se echara tanto atrás
...que Cristiano jugara los 120 minutos cuando no está para eso
...que se lesionara Carvajal
...que las pantallas del Bernabéu se quedaran congeladas justo cuando Juanfran iba a lanzar el penalty

No entendí...
...
el cambio de Kroos
...que el Madrid hiciera los tres cambios quedando tanto tiempo por delante
...que el Atleti renunciara a la primera parte
...que el Atleti renunciara a atacar al final de la prórroga cuando el Madrid estaba físicamente fundido
...
a Pepe, en general
...a los que se quejan de fuera de juego en el gol de Ramos cuando necesitaron al menos de dos o tres repeticiones para verlo
...a los que
se niegan a utilizar el vídeo para juzgar jugadas polémicas
...a los que se quejan de derrota injusta cuando has fallado dos penaltis
...ni entenderé a los que dicen que el fútbol debe algo a su equipo,
el fútbol no le debe nada a nadie, ni a la Quinta del Buitre, ni a Santillana ni a Juanito, ni al Atleti... simplemente, no aprovechaste la oportunidad cuando la tuviste
...al que habla de fracaso por perder cuando has hecho todo lo que has podido, fracaso sería dejar de intentarlo
...a los que insinúan que pida perdón por haber ganado, si hubiera sido al revés ¿usted lo haría?

                                                         




Me alegré...
...y mucho por Sergio Ramos,
un tipo del que dicen bastantes barbaridades buena parte de los hinchas de su propio equipo, dos goles decisivos en dos finales de Copa de Europa, ni más ni menos; tiró del carro cuando nadie lo hacía, hizo una final impresionante
...y mucho por Marcelo
, fue conmovedor ver cómo tiró hacia arriba el equipo en la prórroga e intentaba una vez tras otra elaborar la jugada del gol decisivo, un gran jugador y un gran segundo capitán
...por
Lucas Vázquez, qué futbolista y qué valor le echó
...de que las crónicas no dieran cuenta de incidentes reseñables,
de que reinara la paz
...por el madridismo, por los que viajaron y se dejaron el dinero que no tienen, por los que nos quedamos y vivimos la final con los de siempre

Lo sentí...
... por familiares y amigos que son seguidores del Atleti, de verdad


Quienes en los años 80 y 90 suspirábamos por ver al Madrid en una, repito, en tan solo una final de la Copa de Europa, resulta que
le hemos visto en cinco, y las ha ganado todas. Eso dice mucho de los jugadores que lo han hecho posible. De 61 ediciones de la Copa de Europa, el Madrid ha ganado 11 y ha sido finalista tres veces más. Es para estar orgulloso. Para acabar, por favor, no empiecen con la milonga de la duodécima, ganar cuesta tanto que hay que disfrutarlo cuando se logra. Ya llegará septiembre, Cardiff, etc...









Se ha producido un error en este gadget.