Portada 3

Portada 3

miércoles, 29 de abril de 2015

¿Qué le pasa al Eibar?


De sorpresa del campeonato a serio candidato al descenso. Contra toda lógica, el Eibar fue sumando puntos a un ritmo increíble durante toda la primera vuelta, estando a lo largo de toda ella en la plácida zona media de la clasificación. También contra toda lógica, en la segunda vuelta, apenas ha cosechado unos pocos puntos, cuatro si los datos no me fallan.

                                                            


Es difícil saber el por qué de este bajón, unos apuntan a la marcha de Albentosa en el mercado de invierno, otros señalan una desmoralización colectiva, algunos hablan del vértigo a la hora de conseguir el objetivo de la permanencia o de simplemente de inexperiencia en la máxima categoría.

Es posible que la situación actual del equipo guipuzcoano sea una mezcla de todos los motivos anteriores, pero el hecho, el dato real y objetivo es que la S.D. Eibar, a día de hoy, depende de sí mismo para seguir otra temporada más en Primera División. Hoy recibe, ni más ni menos, al semifinalista de la Copa de la UEFA, el Sevilla. Todo un reto, pero este partido hay que planteárselo como si no hubiera un mañana. Con la ayuda de su gente puede lograr la permanencia en las jornadas que restan hasta el final de Liga, ¿por qué no? Si hay un equipo acostumbrado a luchar, es el Eibar. Tiene mucho que ganar y poco que perder.








lunes, 27 de abril de 2015

Cinco videoclips de los 80 para levantar el ánimo


Sí, amigos, hoy es lunes, aunque sea una semana corta, vamos a animarnos con 5 videoclips que levantan el ánimo al más pintado. Son canciones pop, no tienen una letra sofisticada, sus melodías no son ninguna novedad, pero son divertidas en algunos casos, los vídeos están hechos con gracia.

Comenzamos con The Cars, esta canción sonó mucho allá por los años 80 y fue emitido por la tele con mucha frecuencia. Su tono erótico festivo es de lo más divertido: cuatro músicos perdidos en el espacio en una misión muy larga en el tiempo se quedan sin más compañía que ellos mismos hasta que chocan de una particular forma con una nave con unas navegantes muy... ¿animosas? You're the girl es una canción muy chula, la verdad.

                                                      


¿Qué sería del pop sin las canciones de chico y chica? A-ha se sacaron este gran videoclip de la manga, la idea es simple pero muy bien ejecutada. Tan sólo un story board animado y un plató para rodar las escenas del bar y de la casa de la chica. Sin duda este videoclip hizo que muchos se hicieran seguidores de este grupo y Take on me fue de las más escuchadas de la época.

Cuatro muchachos con pinta de formar lo que en el norte se llama una cuadrilla, con los jerseys al hombro y las mangas anudadas en los puños a la altura del esternón. Lo cierto es que The Housemartins, con apenas dos discos en su haber, dejaron un buen puñado de himnos pop como Caravan of Love, Build o Me and the farmer. Sus canciones, con buenos arreglos, casi 30 años después, han envejecido muy bien.

The Long Ryders incluyeron este cover de NRBQ en su álbum Two Fisted Tales, de 1987. Este es uno de los casos en que la versión supera a la original, los Ryders la actualizan y dejan esta joya para siempre. Así suena I want you bad bajo sus guitarras.

Precious to me es el primer corte del disco homónimo del malogrado Phil Seymour, publicado en 1980. Esta canción te atrapa desde el primer momento que la oyes, el video es tan ingenuo como auténtico. Rodado en blanco y negro, con ése juego de sombras característico de las películas de los años 30 y 40, el vídeo le da un toque auténtico a la canción.

Cinco canciones, como decía al principio, capaces de alegrar al más pintado. Espero que así haya sido. Feliz lunes y buena semana para todos.










viernes, 24 de abril de 2015

Final del Campeonato de Parejas


El próximo domingo se va a jugar la final del Campeonato de Parejas de pelota en el precioso Frontón Bizkaia de Bilbao entre Berasaluze II-Zubieta y Bengoetxea VI-Untoria. La competición, que empezó allá por el mes de diciembre, llega a su último partido luego de una liga a doble vuelta entre ocho parejas y de la liguilla de semifinales entre las cuatro primeras dela primera fase.

                                                        
                                              Bengoetxea VI y Untoria

Esta final trae la relativa sorpresa de la ausencia en ella tanto de Aimar Olaizola y Juan Martínez de Irujo, los dominadores de la competición de los últimos años. Olaizola ha cosechado una mala clasificación, quedando eliminado con varias jornadas de anticipación. Las lesiones, tampoco le han ayudado. Irujo, con Barriola de zaguero, quedó fuera de la segunda fase por la diferencia de tantos con Berasaluze. Sin duda, el exigente calendario de competición que enlaza las distintas modalidades de competición con los torneos de verano, pasa factura a los pelotaris, sin distinción. Han sido muy numerosos los cambios de jugadores por lesiones a lo largo del campeonato. Así es la pelota, los responsables de las empresas sabrán qué hacer al respecto.

                                                      
                                               Berasaluze II - Zubieta

La final tiene todos los alicientes para el disfrute del aficionado. Todos recordamos la desgraciada lesión de Pablo Berasaluze en la final de 2013, después de mucho esfuerzo llega a su tercera final, acompañado de Zubieta. Oinatz Bengoetxea, acompañado por Untoria en la zaga, excelente delantero y con una conducta en el frontón siempre intachable y deportiva, busca su primera txapela en Parejas después de ganar el Manomanista en 2008. Ojalá que el tanteo llegue al 21 iguales y que el último punto lo gane el mejor. La final puede verse a través de la señal de EiTB, por la televisión y por internet.


Ilustraciones de www.21iguales.com











miércoles, 22 de abril de 2015

Partido de vuelta, el derby europeo


De esta noche no pasa, uno de los dos equipos madrileños pasará a las semifinales de la Copa de Europa 2014/15. Nada de lo ocurrido hace siete días contará a partir de las 20:45 horas de hoy. Tras la última jornada de Liga, donde se lesionaron Gareth Bale y Luka Modric, parece que cunde el desánimo entre la hinchada madridista. Por otro lado, los colchoneros, tras cumplir con el objetivo de no ver perforada su meta en el partido de ida y luego de ganar sin más dificultades su partido de Liga, parece que parte con mejor ánimo y un poco más favorito que su eterno rival.

                                                         


Es cierto que las bajas de Bale y Modric son importantes, sobre todo la del centrocampista croata, pero el Real Madrid no tiene motivos para el temor y para el pesimismo. El fondo de armario es amplio y variado. En la mano de los no habituales está el reivindicarse esta noche. Carlo Ancelotti, a quien se le reprocha no hacer más rotaciones es posible que con parte de razón, tiene el culo pelado de vivir estos partidos, en el césped y fuera de él, sabe qué tiene que hacer. Lo mismo que Simeone, si hay alguien capaz de subir la adrenalina colchonera es él, su llegada ha devuelto al Atleti al lugar de la historia que le corresponde, sabe como nadie utilizar las armas que tiene a su disposición, su historial le define.

Nos disponemos, pues, a ver un partido tremendo, con que sea del mismo nivel que el del pasado martes, más que suficiente. El vencedor lo va a tener muy, muy difícil. La Copa de Europa es velocidad punta, no caben los cálculos ni pensar en la siguiente jornada porque ésta no existe, el todo o la nada, no hay más. El 0-0 del partido de ida deja las opciones muy abiertas, el objetivo es claro y el tiempo correrá en contra de los dos equipos. La máxima competición de clubes pone a cada uno en su sitio, así sea. Que esta noche triunfe el buen fútbol y que usted disfrute de la fiesta que este derby supone.









lunes, 20 de abril de 2015

Big Audio Dynamite vs Joe Strummer & Los Mescaleros


¿Qué camino habrían seguido The Clash si no se hubieran separado en 1985? ¿Qué habría pasado si Mick Jones no hubiera sido expulsado del grupo en 1983 por su divismo sobrevenido? Esa duda me ha asalto días atrás mientras revisaba la obra post Clash del propio Jones y de Joe Strummer, es decir, Big Audio Dynamite (B.A.D.) y Joe Strummer & Los Mescaleros. Con permiso de Paul Simonon y Topper Headon, que también siguieron con la música, vamos a hacer este ejercicio de qué hubiera pasado si...                                                             
                                 Joe Strummer & Mick Jones


Escuchando el auténtico último disco de The Clash, Combat Rock -ningún verdadero fan cuenta Cut the crap en la discografía oficial de la banda inglesa- ya se veía por dónde iban a ir los tiros. Canciones como Overpowered by funk o Sean Flynn se ven reflejadas en el primer lp de B.A.D. This is Big Audio Dynamite, de 1985; sonidos experimentales, sintetizadores, loops, percusiones eléctricas... Mientras tanto, Car Jamming, Know your rights, y Straight to hell suenan mescaleras cien por cien. Aparte de las diferencias surgidas por la convivencia, por el ego inflado de Mick Jones -Simonon llegaría a declarar que parecía ser Elisabeth Taylor con un humor de perros (!)- y a las continuas intromisiones del manager Bernie Rodhes, se hace evidente que los estilos musicales iban separándose poco a poco.

La trayectoria que siguió Joe Strummer con sus Mescaleros se hace más familiar con el cancionero de The Clash: rock, ritmos reggae, letras combativas... B.A.D. continuó bajo la influencia del funk, con sonidos que se apoyan en la tecnología. Mick Jones no renunció a su lado pop, V.Thirteen es un gran tema, pero los discos de B.A.D. no se acercan a ninguno de los cinco lp's de The Clash.

Es conocida la anécdota, un día mientras The Clash estaban ensayando, Strummer trazó una línea en el suelo y dijo: a este lado, los que saben tocar -Mick Jones y Topper Headon-; a este otro los que tienen carisma -Strummer y Simonon-. El lado pop y el lado combativo. El caso es que los cuatro juntos se convirtieron en leyenda de la música. Nunca volvieron a reunirse, ni falta que les hizo. Joe Strummer dijo al respecto que si sus hijas lo hubieran necesitado, él habría sido el primero en coger la guitarra y gritar one, two, three, four..., pero nunca fue el caso. No sabremos cómo habrían sonado The Clash de haber seguido en activo, sí sabemos lo que hicieron, sus canciones quedan para siempre. Afortunadamente, el tiempo curó las heridas, Strummer y Jones volvieron a colaborar en sus distintas aventuras musicales y tuvieron la sensatez de darse cuenta de que el tiempo de The Clash ya había pasado. Apenas un mes antes de la muerte de Strummer, tocaron juntos y nos dejaron este brutal recuerdo que alguien tuvo a bien registrar y compartir.








viernes, 17 de abril de 2015

Andrés (Calamaro) needs to be edited


Esta es una frase lapidaria que se ha quedado metida en mi cerebro. La escribió, inútilmente, el técnico de sonido que intentaba mezclar su doble álbum Honestidad Brutal en un fax enviado a la compañía discográfica -estamos en el año 1999, recordemos-, un ruego para conseguir remezclar, o mejor dicho mezclar las canciones que a ritmo frenético componía el músico argentino entre Madrid, Buenos Aires y Nueva York. Para el músico la maqueta casera valía para ser publicada, para el técnico, lógicamente, no. Todo está recogido en el libro Honestidad Brutal o la huida hacia delante de Andrés Calamaro, escrito por Darío Manrique.

                                                    


A lo largo de 37 episodios, tantos como canciones tiene el disco, el lector va conociendo poco a poco el proceso de creación de uno de los mejores discos de música pop en castellano de los últimos años mediante los testimonios de músicos, amigos, empleados de la discográfica de Calamaro, técnicos de sonido -¿por qué se les llama ingenieros? (que conste, yo lo he sido, técnico, no ingeniero)-. Manrique contextualiza el final de la década de los 90 en la vida de Calamaro: crisis personal por una ruptura sentimental lo que le provocó una fiebre creadora inagotable que se desarrollaba en interminables sesiones de grabación, bien en estudios profesionales bien en improvisadas peceras en los pisos de Madrid y Buenos Aires donde vivía el músico argentino. El rock and roll way of life hizo que la salud de Calamaro se viera seriamente resentida, él mismo nos cuenta esos días en la desoladora canción Son las Nueve, incluida en Honestidad Brutal:

Son las 9, yo creí que eran las 3,
todavía no pude comer
ni dejar de temblar
no era un juego, era fuego
y habrá que pagar la cuenta del incendio
Pero aquellas maratones
sin parar de escupir canciones
fueron buena pesca
y tal vez el dolor, desaparezca


El lector se ve recompensado con anécdotas, recuerdos de los protagonistas de este disco aunque a veces se quedan cortos, no por el autor del libro, sino por la discreción de los testigos: si yo te contara, es lo único que dejan caer. Uno se queda con las ganas de saber más sobre el malentendido entre Calamaro y un conocido cantante español que accedió a colaborar en el disco, se echan de menos más testimonios del propio Andrés. A cambio, en el libro hay un pormenorizado análisis de dónde venía Calamaro para acabar grabando este disco, el porqué de las 37 canciones, el profundo impacto que tuvo su publicación en el rock español y en la Argentina pre corralito. El libro de Darío Manrique es para fans, también para quienes quieran adentrarse en la figura de Andrés Calamaro. Y por supuesto, Honestidad Brutal es un gran álbum, escúchenlo.







miércoles, 15 de abril de 2015

Primer asalto, empate técnico


Buenas noticias en derby el disputado ayer en el Vicente Calderón, el resultado puede decirse que ha sido justo, prevaleció la estrategia y la elaboración sobre el colmillo y la picardía, lo que es de agradecer. El Real Madrid ha mostrado la mejor cara en un duelo con su rival de la capital, salió desde el primer minuto concentrado, metido en el partido, con orden y con poca pegada, quién lo iba decir, en más de una ocasión los madridistas pecaron de generosos dentro del área. El Atleti aguantó el arreón blanco de inicio con orden defensivo, a la caza de una posible contra.

                                                         



Muy activo en defensa se ha mostrado
Gareth Bale, ayudando en la defensa de los córners en área propia. Escorado en la banda derecha en ataque, tuvo la ocasión más clara para el Madrid apenas comenzado el partido. Por la izquierda Marcelo fue un puñal, pero en defensa el que destacó fue Varane, excelso en el corte y espectacular la contra que efectuó él sólo recorriendo todo el campo desde su propia área para dejar el balón a Benzemá que decidió pasar a Ronaldo en vez de rematar él.

Por parte del Atleti,
Oblak resolvió muy bien todo el peligro que llegó a su portería. Impresionante el despliegue físico de Arda Turán, estaba en todas partes, cortando juego, distribuyendo juego, no en vano creó la ocasión más clara que casi se complica entre Casillas y Carvajal.

En la segunda parte, el Madrid bajó el ritmo. El partido se rompió hasta que
Ancelotti y Simeone reforzaron el centro del campo quitando a dos delanteros introduciendo a Isco y Raúl García, respectivamente. Como era de esperar, la eliminatoria se definirá el próximo miércoles en el Santiago Bernabéu, los aficionados estamos de enhorabuena.










lunes, 13 de abril de 2015

Benji Hughes, la variedad musical hecha estilo propio


Benji Hughes fue otro de los descubrimientos que me proporcionó el histórico programa de Radio 3 El Ambigú de Diego A. Manrique. Fue un día cualquiera del año 2008 cuando sonó por la radio You Stood Me Up, escuchar este fascinante tema me hizo investigar a este cantante con gran parecido físico con El Nota, mítico personaje de la película El Gran Lebowski. Esta canción sólo era una más de las 25 que incluye el doble LP titulado A Love Extreme.

                                                     

                              Benji Hughes

Hacer un repaso de este disco supone hacer un esfuerzo para no perderse entre tantos estilos musicales, pero lejos de ser motivo para la confusión, escuchar de cabo a rabo
A Love Extreme supone una sorpresa continua por los interesantes matices musicales que podemos escuchar, la fina producción de las canciones y lo bien que suena todo. Aparte de la ya comentada You Stood Me Up -la mejor canción de las 25, aunque la más conocida sea Waiting For An Invitation-, tenemos Why Do These Parties Always End The Same Way
toda una declaración de intenciones dance, preciosas baladas como All You've Got To Do Is Fall In Love, joyas pop al estilo I Went With Some Friends To See The Flaming Lips y pequeñas sorpresas, por su corta duración como Cornfields, Mmmmmmm, The Mummy... o la
bee geesera Baby, It's Your Life. A Love Extreme, en definitiva es un álbum para escuchar con tiempo y dejarse llevar por sus 25 cortes.

Pensando en qué habría sido de él, investigando por la red, descubro con cierto retraso que
Benji Hughes acaba de sacar 4 discos nuevos al la vez a finales de 2014 sin el apoyo de discográfica alguna, se trata de los trabajos titulados OXOXOXOXOX, no confundir con XXOXOXX, LILILIL (sic, todos ellos) y por último Songs In The Key Of Animals. La única forma de hacerse con ellos es a través de su página web. En esta entrevista del pasado mes de diciembre en la revista Vulture tenemos más información de estos nuevos álbumes de Hughes y la posibilidad de escuchar en streaming uno de estos nuevos temas: Let's Not Ever Die. Estos nuevos discos serán motivo de un nuevo post, permanezcan atentos.






viernes, 10 de abril de 2015

La isla del fin de la suerte, de Lorenzo Silva


La isla del fin de la suerte es una novela escrita por Lorenzo Silva allá por el año 2000. No fue publicada como una novedad editorial sino que vio la luz por plazos en la web del Círculo de Lectores, a cada entrega se proponían tres distintos finales a los lectores que mediante sus votos decidían el devenir de la narración. No es que el método sea novedoso pero confieso que debe haber sido una experiencia positiva para el escritor como para los lectores.

                                                        



El multimillonario
Bruno Pezzi invita a un reducido número de personas a pasar unos días es una isla del Mar Báltico, en la residencia que allí comparte con su maciza mujer, Lydia. Los invitados son un par de famosos empresarios, un experto en arte, un director de periódico un aclamado escritor, una modelo venezolana y el sobrino de Pezzi, Ismael quien hace las veces de narrador al lector. Todo parece indicar que van a pasar unos lujosos días de vacaciones, pero el asesinato de uno de ellos cambia las tornas radicalmente.

La lectura se hace amable, la narración tiene un buen ritmo que no decae hasta el final. Tiene algún golpe de humor y situaciones que rozan lo cómico, no en vano presume de ser una parodia de los Diez Negritos, de Agatha Christie. No es, desde luego, una novela que forme parte de los títulos imprescindibles del género, pero he de decir que me ha acompañado fielmente en mis viajes en transporte público camino de casa al trabajo y viceversa. Es un libro entretenido.



















miércoles, 8 de abril de 2015

El aficionado ante las finales


Reconózcalo, su equipo acaba de ganar las semifinales y por tanto pasa a una final de Copa, de la Copa de la UEFA o lo más, de la Copa de Europa. Su cerebro empieza a maquinar cómo apañárselas para primero conseguir entradas, segundo preparar un bosquejo de la logística del viaje a la ciudad donde se celebre la final y por tanto, acomodar sus distintas obligaciones, laborales y personales para poder dar rienda suelta a su pasión. Y es que cuando estas ocasiones se presentan, el raciocinio, la sensatez y el buen juicio abandonan las cabezas de los futboleros.

                                                          



En situaciones normales, un puente, unas vacaciones ¿usted estaría dispuesto a
pagar el doble, el triple o hasta cuatro veces por un viaje de dos días o de un único día respecto a su precio normal de mercado? ¿Pagaría centenares de euros para ver una película de estreno? No, no lo haría, pero el fútbol hace que se cometan estas locuras. Todo esto tendría más explicación si los seguidores de los finalistas son de aquellos clubes que no disfrutan de esta posibilidad muy a menudo, quienes llegan de forma excepcional a estos partidos, pero da igual, se presenta una oportunidad que es única.


Yo he estado en dos finales de Copa de Europa, la Séptima y la Octava, en las finales de Copa de 1989, 1990, 1992, 1993, 2002 y 2004. Me he gastado el dinero que sí tenía y el que no. Si ganas, nunca miras el saldo de la cuenta corriente, si tocaba perder intentaba no mirarlo, pero el riesgo es para los valientes. En realidad,
las emociones que disfrutamos es lo que nos llevamos de este mundo, por esto recomiendo a quien lea este post que si tiene las necesidades básicas cubiertas y si su equipo llega a la final, no lo dude, vaya y disfrute del ambiente, en definitiva que viva in situ una final. Merece la pena.








Se ha producido un error en este gadget.