Portada 3

Portada 3

viernes, 17 de julio de 2015

El Mundo Sigue, dirigida por Fernando Fernán Gómez


El Mundo Sigue dirigida por Fernán Gómez fue rodada en 1963, no se llegó a estrenar hasta dos años después en Bilbao, aunque no duró mucho en la cartelera pues la censura retiró rápidamente esta película de la circulación. Así pues, fue considerada durante mucho tiempo como la obra maldita de Fernán Gómez. Olvidada en un cajón, después de ser restaurada y digitalizada ha vuelto a los cines hace una semana para celebrar el 50 aniversario de su único y solitario estreno.

                                                         



Los personajes de El Mundo Sigue

En el madrileño barrio de Maravillas, en un modesto ático, vive el matrimonio formado por doña Eloísa -
Milagros Leal- y don Agapito -Francisco Pierrá-. Austeros y ya mayores, bondadosa ella y autoritario él, tienen tres hijos: el único varón, Rodolfo -José Morales-, es un beato que abandonó el seminario y vive con sus padres, sus dos hermanas Eloísa -Lina Canalejas- y Luisa -Gemma Cuervo- se odian entre sí. Corroídas por la mutua envidia, lo que no tiene una lo quiere la otra: Eloísa, casada con Faustino -Fernán Gómez- no soporta a su marido que nunca lleve el jornal al hogar; Luisa, bien colocada en un comercio de la Gran Vía, es incapaz de salir de su vida monótona hasta que empieza a tomar decisiones en su vida. De esta manera, cada breve reunión familiar que se celebra, es una nueva oportunidad para que se desate la ira, para pena de la madre, para escuchar los quejidos del hermano beato y contemplar la violencia del padre.

¿Qué nos cuenta Fernando Fernán Gómez?

Basada en la novela de Juan A. de Zunzunegui,
El Mundo Sigue nos habla del hambre, de la doble moral ante el dinero, el clasismo, del rol que desempeñaba la mujer en la España de los años 60, del machismo como actitud imperante entre los hombres de la época. Son tiempos en los que un simple cruce de miradas daba autorización para el acoso, de interpretar la necesidad como una insinuación. Son los personajes que desprecian la cultura del esfuerzo, todo lo que sea para lograr el enriquecimiento súbito. Son escenas que muestran una ciudad, Madrid, que empieza a crecer para engullir barrios de infraviviendas, de calles de arena, postales de otra época, de un tiempo mezquino. Todo ello contribuye a dar a la película un tono violento, áspero, inquietante. El estilo de la realización acerca a El Mundo Sigue al neorrealismo italiano aunque en ocasiones da la sensación de estar viendo una película de cine experimental por cómo nos cuenta Fernán Gomez este relato. Por poner un pero, el metraje es un punto excesivo, con 20 o 30 minutos menos habría mejorado la historia. Aun así, es una buena película.

La restauración de la cinta

Como ya se ha comentado, la película original se ha reestrenado luego de pasar por una
laboriosa restauración y remasterización digital. La imagen, en un pulcro blanco y negro ha quedado muy bien, maravillas que nos puede ofrecer la técnica. Respecto a la banda sonora, por primera vez en muchos años, ha sorprendido a este bloguero por su alto volumen cuando suele ser lo contrario, más aún cuando la película fue vista desde las últimas filas de la sala 1 de los Cines Verdi de Madrid. El Mundo Sigue es historia de nuestro cine, vayan a verla.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.